Introdúcete en la fotografía de interiores

Introdúcete en la fotografía de interiores

1 1958
Fotografía en blanco y negro de una cocina
Fotografía de Scott Hargis

Trucofoto te recuerda que técnicamente la Fotografía de Arquitectura es la más compleja que existe. Algo similar le sucede a la Fotografía de Interiores. Aunque estemos más habituados a practicarla o contemplarla (compra-venta o alquileres de viviendas), se suelen apreciar los mismos errores técnicos.

Fotografía en blanco y negro del plano cenital de una habitación
Fotografía de Menno Aden

Tanto si quieres enseñar tu casa u oficina a tus familiares/amig@s, o vender/alquilar alguna de tus propiedades, ten en cuenta los mejores 10 trucos de Fotografía de Interiores:

  1. Centra tu atención en los conceptos espacio y luz. Tus fotografías deben cautivar a primera vista y “venderse” por si mismas. Para ello tienen que ser lo más armoniosas y naturales posibles. Por lo que hay que disimular/evitar cualquier resquicio antinatural.
  2. Te encontrarás con una cantidad elevada de elementos, de espacios reducidos y distintos tipos de iluminación. Cuánto más te habitúes a esos inconvenientes, mejor. Aún así, persigue la luz uniforme (ya sabes, la ideal es la natural). Atent@ a los reflejos y a las sombras. Éstas últimas se pueden combatir con la luz del flash rebotada en el techo, por ejemplo, o el flash de relleno. También es aconsejable buscar un motivo principal en tu imagen, para ajustar la temperatura de color. En el caso de tener iluminaciones muy contrastadas, conviene efectuar un bracketing.
  3. Encuentra la perfección de las líneas verticales y horizontales en tu composición fotográfica. Observa que las líneas verticales (esquinas, puertas o ventanas) no salgan curvas. Para lograr unas buenas horizontales, sírvete de un nivel de burbuja o de carpintero (que pondrás sobre la zapata del flash). Ayúdate de un trípode y un cable disparador (o activar el disparador automático), además de bloquear el espejo de tu cámara, para cerrar el círculo “anti-temblores”.
  4. Intenta usar el gran angular para recoger todo el habitáculo, pero cuidado con la distorsión de ciertos elementos. Puedes corregir este error mediante la supresión de la parte distorsionada, con lo que además lograrás la ilusión de una mayor amplitud del espacio fotografiado.
  5. Coloca el punto de vista de la cámara a la altura de tu estómago. Al disparar baja la ISO (entre 100-200), minimiza el ruido y ajusta la apertura del diafragma para obtener la mayor definición (f8-f11).
  6. El enfoque se posará en nuestro motivo principal. Primero enfocarás al punto más lejano de tu objetivo y después llevarás el foco al punto de interés más cercano que deseas ver nítido.
  7. Planifica la sesión y prueba la iluminación de los espacios a distintas horas del día, para elegir la mejor de cada sala.
  8. Cuida el encuadre, cada detalle y la combinación de los colores. Ojo con que ciertos objetos se solapen unos con otros. Cambia el enfoque o alguno de los objetos.
  9. Déjate llevar por las líneas y las curvas: ¡aprovéchalas!
  10. Ayúdate de la postproducción digital, siempre que no se pierda la esencia natural.
Fotografía en blanco y negro del salón de un restaurante
Fotografía de Scott Hargis

Fuentes de Inspiración: El fotógrafo inglés Scott Hargis y el fotógrafo alemán Menno Aden, especialistas en Fotografía de Interiores.

Si deseas subir tus mejores creaciones en Fotografía de Interiores, hazlo en nuestro canal de facebook.

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

 

1 COMMENT

Deja un comentario