¿Por qué la preboda está de moda?

¿Por qué la preboda está de moda?

Ahora que ya tenemos el equipo necesario y todo preparado, podemos pasar a lo más importante en un enlace: los novios. La preboda es un buen primer acercamiento a nuestra pareja y a su relación con nuestra fotografía. Hay muchos tipos diferentes de reportaje de preboda, en función de cual sea tu estilo fotográfico.

Yo me identifico más con la fotografía de “instantes”: estar atenta a los detalles que vayan surgiendo para captarlos con mi cámara, sin dejar de lado que a veces es aconsejable situar a nuestra pareja en un buen escenario buscado y dejar que la química entre ellos les haga interactuar.

Fotografía en blanco y negro de una pareja sonriente
Fotografía de Mariam Useros

Esta es una disciplina que no lleva mucho tiempo realizándose de forma habitual en España. Antes, el primer encuentro de los novios ante nuestra cámara se realizaba el mismo día del enlace, con todos los nervios, que ya de por sí conlleva la celebración de la boda. Conseguir retratar de forma relajada y natural a nuestros protagonistas, por tanto, se convertía a veces en una tarea muy difícil.

La preboda ha de realizarse preferiblemente al menos un par de semanas antes del enlace, para permitirnos romper las barreras que los novios levantan, de manera inconsciente –por vergüenza o miedo a “salir mal” en las fotos- ante la cámara. En mi caso, además, se convierte en un impagable banco de pruebas y experimentos, pudiendo probar encuadres arriesgados y composiciones complejas.

Fotografía en blanco y negro de las vistas de una pareja besándose a través de una puerta entreabierta
Fotografía de Mariam Useros

En este ambiente distendido y relajado, sin las presiones del gran día, conseguiremos que la química surja con nuestros novios, jugando con ellos, experimentando juntos –probando primero cosas sencillas y, según se vayan relajando, pasar a otras más osadas- y consiguiendo que se vayan relajando durante la sesión, de forma que durante el gran día, su confianza en nuestro trabajo sea plena.

Algunas “poses” que suelo practicar con ellos son sus miradas, sus besos, estar atenta a sus gestos cómplices para buscarlos el día de su boda y capturarlos; enseñarles a sonreír sin forzar su “cara de foto”; en definitiva, download.mobile.games pequeños juegos –como hacerles saltar juntos o por separado- que les hagan olvidarse de la cámara y se muestren como ellos mismos.

Fotografía en blanco y negro artística de una pareja en pleno salto de alegría
Fotografía de Mariam Useros

Durante la sesión, en pequeñas pausas, les voy mostrando parte del trabajo que estamos realizando con ellos. Eso les ayuda a entender lo que les sugiero, podemos así motivarles a intentar cosas nuevas, y ellos se ven cómplices del trabajo a la hora de querer mejorar esa instantánea que vamos buscando. Conseguimos que se sientan especiales, y lo son: son nuestros protagonistas.

Os sugeriría hacer coincidir el horario de la preboda con el que tendríamos para el reportaje -definitivo- de la boda, siempre que sea posible. Aunque en esta sesión nos podemos permitir estar más relajados, ya que no tenemos que llegar en hora a ningún sitio después, podemos hacernos una idea de las condiciones lumínicas que tendremos el día del enlace, y nuestros experimentos con los esquemas de luz nos permitirán tener las ideas más claras para el reportaje.

Fotografía en blanco y negro artística con una pareja besándose al fondo
Fotografía de Mariam Useros

Lo mismo ocurre con las  localizaciones, sobre todo si no tienes mucha experiencia en controlar los tiempos necesarios en cada lugar para conseguir las fotografías que quieres. Además, nos sirve para tomar nota de otros elementos a tener en cuenta de cara al reportaje: tiempos de desplazamiento, tráfico, facilidad para aparcar, accesos, etc.

En resumen, la preboda nos permite brindarles a los novios unas creativas fotografías en pareja, que seguramente agradecerán mucho y presumirán de ellas entre sus amigos. Además, creará unos lazos de afinidad con ellos que nos permitirán sacar el máximo partido a sus gestos el día de su boda.

Fotografía en blanco y negro del primer plano de las manos entrelazadas de una pareja
Fotografía de Mariam Useros

Para nuestro próximo artículo, nos meteremos de lleno en la boda en sí, comenzando con los preparativos en las casas.

 

Si deseas compartir algunas fotos chulas de tu preboda con Trucofoto -o ver estas fotos a color-  hazlo en nuestro canal de facebook

Si te ha parecido útil el post de nuestro blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

 

2 COMMENTS

  1. […] Si puedes, no dejes escapar las miradas cómplices y los gestos emocionados entre los novios o familiares. Estos, además, también tienen protagonismo en mis fotografías: siempre intento retratar a quienes están en las primeras filas. Entiendo que si ocupan esa posición es por el deseo de los novios de tenerles cerca en ese momento tan especial, y querrán tener un recuerdo de ellos. […]

Deja un comentario