Fotografía Especializada

En nuestros anteriores artículos nos hemos centrado en la evidente importancia de los novios en su gran día. Sin embargo, en esta ocasión nos ocuparemos de los invitados a la boda, aquellos familiares y amigos de quienes los novios también desean guardar un grato recuerdo.
DETALLES INVITADOS 2 El mejor momento para dar protagonismo a los invitados es durante el cóctel. No obstante, suele ser un momento complicado para el fotógrafo ya que las fotos de gente comiendo no suelen ser las más favorecedoras. Por esa razón, aconsejamos intentar evitarlas en la medida de lo posible. En cambio, podemos mezclarnos entre los invitados a la boda y conseguir instantáneas naturales de los amigos y familiares interactuando con los novios; son momento de grandes muestras de cariño a través de besos y abrazos, con algún que otro instante divertido repleto de miradas cómplices que podemos intentar captar con nuestra cámara.
DETALLES INVITADOS 3
Este momento, también es el ideal para tomar las fotografías de los novios posando con sus familiares y amigos. Estas fotos suelen ser bastante demandadas y no podemos olvidarnos de ellas. Para ello, aconsejamos buscar un lugar un poco apartado de la zona del cóctel, a ser posible con un fondo neutro. Lo ideal es situar en el encuadre a los protagonistas lo más centrados posible e ir pidiendo a los invitados a la boda que, por grupos de personas (familiares, amigos de él, amigos de ella….) vayan situándose a ambos lados de los novios para la fotografía de los invitados.

DETALLES INVITADOS 5
Siempre que sea posible, se deben realizar varias tomas de cada uno de los grupos, para asegurarte que nadie sale con los ojos cerrados y todo el mundo aparecerá bien en la fotografía. Un truco: deja el grupo de los amigos para el final de la sesión de los posados, puede que al margen de la foto “formal”, se animen a hacer alguna foto más divertida.

GRUPOSDETALLES INVITADOS 1
En nuestro próximo artículo os hablaremos de las fotografías en el momento del corte de la tarta.

 

Si deseas compartir alguna fotografia de boda con Trucofoto, hazlo en nuestro canal de facebook.

Si te ha gustado el post de este blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Son varias las satisfacciones que dejan las fotografías estenopeicas. Desde el fabricar tu propia cámara, hasta el buscar el sitio ideal para fotografiar y en él, crear, pensar e idear lo que será la construcción de tu imagen para obtener la mejor composición fotográfica. Pero recuerda que todo este bello proceso puede esfumarse, si no guardas o conservas tus fotografías.

Eso no es todo, si creaste tu propio laboratorio fotográfico, podrás experimentar la sensación y emoción que proporciona el proceso de revelado, tanto si utilizaste rollo o papel fotosensible. Aunque lo mejor será el resultado final cuando por fin, veas tu imagen plasmada sobre el papel.

PARA TRUCO FOTO 1

Por ello, es importante valorar este trabajo, por lo que te recomiendo que siempre conserves tus creaciones -imágenes incomparables e inigualables- pues se trata de un proceso de creación propia, que podrías perder para siempre.

Actualmente las fotos realizadas con cámaras digitales se suelen guardar en una computadora, un Ipad o cualquier otro dispositivo moderno. En estos tiempos es raro que ser recurra a la impresión de las mismas. En cambio, la fotografía estenopeica te permite revivir el pasado y conservar esas imágenes para que las toques o las recuerdes cuando quieras.

TRUCOFOTO 2

Sería bueno que enmarcases tus fotografías. Con ellas puedes decorar una oficina, una habitación o una sala, o bien, sorprender a alguien con un regalo muy original hecho por ti.

Así que echa a volar tu imaginación y encuentra la manera de conservar esos bonitos recuerdos en forma de fotografía estenopeica.

 

Si deseas compartir alguna fotografía estenopeica con Trucofoto, hazlo en nuestro canal de facebook. Y pincha aquí, si quieres ver estas imágenes en color.

Si te ha gustado el post de este blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

La basura que generas puede ser de mucha utilidad para crear o complementar escenarios y maquetas que aporten ideas en la realización de tus imágenes fotográficas. Así que acompáñame con tu lectura y construye una fotografía con basura reciclada (todo aquello que ibas a tirar).

El truco es fijarte en los artículos que consumes, seleccionar los que te atraigan y empezar a reciclarlos. Estos objetos pueden ser desde botellas de PET, cajas de cartón o plástico, hasta envolturas de comida, latas, frascos, botellas de cristal, entre muchos otros productos. Cada cual tiene un estilo de vida y de consumo.

Observa tu basura con otros ojos y sin prejuicios, ve más allá de su forma y de su uso cotidiano. Por ejemplo, puedes cortar una botella de PET y unirla con otra hasta formar columnas; o tomar una caja de cartón, desbaratarla, pintarla y darle otro sentido.

Es importante tener una idea previa, pero en ocasiones, el mismo objeto te puede conducir a generar el concepto ideal para tu imagen. La clave es encontrar en los objetos -que de otro modo tirarías a la basura- formas con potencial estético, para transformarlos y usarlos en una fotografía.

foto-construida1

Te recomiendo reciclar -en un tiempo planeado- algún tipo de material que deseches, y que tenga cierto estilo visual. Yo junté cajas, paquetes y envolturas de todo tipo de comida…. Con todo ello, monté una escenografía, adhiriendo en la pared etiquetas de productos; además de amontonar envolturas varias para saturar mi imagen. (Fig. 1)

foto-construida2

Agregué una ballena inflable para evocar un mar de basura, producto de la cultura de consumo. Después le pedí a mi modelo que se montara en la ballena de plástico, con la intención de dotarle de humor satírico a la fotografía y de significado a la basura. (Fig. 2, 3)

foto-construida3

Así que a partir de ahora presta atención a qué compras y qué tiras a la basura; mira detenidamente los productos que consumes en el día a día, así como los que tienes en tu despensa y en tu cubo de basura. Muchos de esos objetos que considerabas inservibles y desechabas sin más, pueden reutilizarse para llevar a cabo tus ideas, sin invertir dinero alguno. Ahora te toca a ti, construye tu propia fotografía con basura reciclada.

Ahora inténtalo tú y comparte tu fotografía con basura con Trucofoto en el canal de facebook.

Si te ha parecido útil este post de nuestro blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

En nuestro último artículo os dábamos algunos trucos para afrontar el reportaje fotográfico; hoy nos centraremos en las tendencias más habituales en las fotos de bodas.

mausba-bodasEl reportaje de bodas tradicional, consistía en unas cuantas fotos de posados, en las que el fotógrafo (bien en estudio, bien en alguna localización en exteriores) contaba con un pequeño set de iluminación y tomaba una serie de fotografías en las que los novios se colocaban en poses muy estudiadas para que todas las fotografías fueran técnicamente perfectas. Para ello precisaba de algún ayudante para realizar los cambios de la iluminación que se requiriesen en cada momento, además de saber dirigir muy bien a los novios para que adoptaran los gestos y posiciones que él pretendiese.

Fotografía en blanco y negro de los novios vistos desde la parte inferior de una escalera
Fotografía de Mariam Useros – @Mausba

Esta tendencia ha evolucionado en la actualidad hacia una fotografía más creativa sin renunciar a los esquemas de luz preparados -con flashes y/o reflectores– pero con posados más originales, dando mucha importancia también a los escenarios, en la línea de la fotografía de moda, donde los novios son los protagonistas y lucen como auténticos modelos.

Fotografía en blanco y negro de un plano contrapicado de los novios
Fotografía de Mariam Useros – http://mausbafoto.com/

Actualmente otro estilo muy corriente en las fotos de bodas es el fotoperiodismo o el reportaje documental. Esta técnica se caracteriza principalmente por la poca interacción del fotógrafo con los novios, a los que no suele darles directrices, dejándolos más a su libre albedrío. Eso sí estando muy atento a la interacción (entre ellos) y las emociones de cada momento. Suele trabajarse con la luz ambiente disponible, sin añadidos de flases o reflectores.

Fotografía en blanco y negro de los novios vistos a través del velo de la novia
Fotografía de Mariam Useros – @Mausba

Aunque ambas tendencias pueden parecer a priori contrarias, en la actualidad la mayoría de los profesionales de las fotos de bodas suelen tomar lo mejor de cada uno de estos estilos, para con su toque personal realizar un reportaje más completo, cuidando los posados sin perder de vista las emociones. Se trataría de una fotografía artística en la que primaría la visión propia del fotógrafo.

Fotografía en blanco y negro de un plano contrapicado de los novios enmarcados en un arco
Fotografía de Mariam Useros – http://mausbafoto.com/

El reportaje de bodas es el momento apropiado para sacar tu máximo rendimiento y creatividad como fotógrafo. No tengas miedo de arriesgar y buscar las mejores fotos, incluso juega con técnicas de otras disciplinas fotográficas, que si nunca se han probado, podrías marcar una nueva tendencia.

Fotografía en blanco y negro de un primer plano de una pareja de novios vistos de perfil
Fotografía de Mariam Useros – @Mausba

En nuestro próximo artículo os hablaremos de la FOTOGRAFÍA EN EL CÓCTEL Y EL RESTAURANTE.

 

Si deseas compartir alguna tendencia original de tus fotos de bodas con Trucofoto hazlo en nuestro canal de facebook

Si te ha parecido útil el post de nuestro blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Hoy no mostraré una o varias fotografías, mejores o peores, para demostrar mi presunto arte, del que además carezco, para sacar una súper fotografía. La Fotografía, en general, quedará reflejada en el propio texto y con sus propias elementos. Si la primera fotografía tiene cerca de 200 años, la realidad de la auténtica fotografía ha representado una incesante y magnífica singladura desde que apareció este nuevo método de desbancar en cierto modo pinturas rupestres, grabados, esculturas de bulto redondo, altos y bajos relieves, y otras genialidades de conocidos o desconocidos artistas.

Cuando el –primer fotógrafo– francés Niépce empezó su inédita andadura fotográfica necesitó 8 horas de exposición a plena luz del día para obtener sus imágenes. Así, se puede considerar que la primera fotografía que se conserva es Vista desde la ventana en Le Gras.

Fotografía en blanco y negro de la primera fotografía conservada: 'Vista desde la ventana en Le Gras'
“Vista desde la ventana en Le Gras”, fotografía de Joseph Nicéphore Niépce

Por tanto, aunque las referencias iniciales empezaron casi al final de la Edad Media, se puede afirmar que la verdadera fotografía se remonta a principios del siglo XIX con esta imagen, popularmente considerada la primera fotografía de la historia.

Resulta patente que a principios del siglo XX la fotografía no había alcanzado aún su mayoría de edad y sin embargo ya había pasado un largo siglo. Las fotografías eran recuerdos de acontecimientos importantes o familiares para algunos medios y para la posteridad. La importancia de la fotografía era tan relativa que prácticamente todo el mundo sacaba fotos pero el interés práctico o mediático era casi nulo.

Desde la primera fotografía y después de un lento caminar, algunos avispados vieron las múltiples ventajas que podían ofrecer esas imágenes que se reproducían a gran velocidad a gusto del consumidor, pero sobre todo abarcando infinidad de posibilidades.

Mas adelante llegó el boom de la fotografía. Ya no era cosa de cuatro snobs, sino que extendía sus tentáculos hacia infinidad de derroteros a cual más importante. Nacieron los estudios fotográficos, los reporteros gráficos, las mil fotografías en materia de localización de investigaciones criminales, las intemporales fotografías de boda, la fotografía bélica, la fotografía social, la fotografía comercial, la fotografía industrial… Así como emplazamientos de restos arqueológicos o reconstrucción de antigüedades como el Templo de Debod de Madrid o el Templo de Abu Simbel reconstruido en otro lugar. Gracias a la fotografía se podría incluso reconstruir o restaurar los famosos Colosos de Memnón (en el sur de Egipto) como ya, en su día se rectificaron los desperfectos de la Esfinge Faraónica.

Fotografía en blanco y negro de la entrada al Templo de Ramsés II
Fotografía del “Templo de Ramsés II”, también conocido como “Templo Mayor de Abu Simbel”

La fotografía, con toda la acepción de la palabra, tomaba posiciones ilimitadas en todos los sectores de la vida ciudadana. Hace poco más de un siglo, sólo un perturbado mental podía imaginar una exposición fotográfica en una galería de cualquier ciudad; y sin embargo…

Mi recuerdo más genuino y antiguo sobre la importancia de la fotografía se remonta a medio siglo atrás aproximadamente cuando, con 12 ó 15 años de edad, mis amigos del barrio y yo pateábamos todas las calles de Casablanca para ver los carteles de los cines (fotos de secuencias de los filmes que proyectaban) para saber qué películas iríamos a ver esa semana.

Era el enfoque acorde con una época pasada. Era el ABC de una fuerza que llamaba insistentemente a la puerta de un prospero futuro. Era una palpable realidad que supo ganarse un lugar al sol, por el impulso y la férrea voluntad del hombre.

Hoy, pienso que la fotografía en general, se merece un profundo respeto y todos los honores por su gran contribución a la humanidad, incluso antes de existir tal y como la conocemos. Tal es así, que Napoleón, allá por 1800, decía a sus generales: “…Olviden los grandes informes y píntenme la situación de nuestras tropas y las del enemigo…” . ¿Acaso estas palabras no denotan cierto pensamiento fotográfico?

 

Si deseas compartir alguna foto con historia con Trucofoto, hazlo en nuestro canal de facebook.

Si te ha gustado el post de nuestro blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Transformar las fotografías en texto hará posible que tus imágenes hablen por si solas. Este truco de fotografía te resultará muy fácil de realizar con el programa de edición Photoshop, si sigues estos pasos:

Fotografía en blanco y negro de una mujer vista de perfil con unas alas negras colgadas de su espalda
Fig. 1: Fotografía de Lizette Abraham – http://lizetteabraham.com/
  • Captura una imagen sencilla -como un retrato o un objeto– que esté en primer plano, enfocado y con un fondo uniforme (Fig.1).
  • Pasa tu imagen a blanco y negro. Ve al menú Imagen y escoge Ajustes>Desaturar. Después, elimina el fondo de tu imagen con la Barita Mágica.
  • Dirígete al menú Selección y escoge Gama de colores. Una vez dentro, selecciona Sombras, para capturar los tonos fuertes de tu imagen. Copia estas sombras en una nueva capa (menú Capa>Nueva>Capa vía Copiar). Y nombra a esta capa “sombras1”.
Fotografía en blanco y negro de una mujer vista de perfil con unas alas negras colgadas de su espalda sobre fondo en blanco
Fig. 2: Fotografía de Lizette Abraham – @AbrahamLizette
  • Repite la operación anterior, pero esta vez selecciona Medios tonos en Gama de colores. Crea una nueva capa, copiando los Medios tonos.  Y llama a esta capa “tonos1” (Fig. 2).
  • Ahora, pega tu texto en Photoshop (fuente Arial, tamaño 10 ó 12). Denomina a esta capa “tonos2”. Duplica esta capa y, al nuevo texto, ponle Arial Black para lograr unas letras más gruesas. Y nombra a esta nueva capa “sombras2”.
  • Oculta tus capas de tonos (texto e imagen) y trabaja con tus capas de sombras. Mientras aprietas Comando+Alt en tu teclado, haz clic en la miniatura de la capa (Layer Thumbnail) de “sombras1”. Esto seleccionará los pixeles de la capa.
  • Oculta la capa “sombras1”. Haz clic sobre la capa “sombras2”. En la barra de la ventana de Capas, pulsa la opción Añadir máscara de capa, y aparecerá una copia de la foto al lado de la capa de texto.
Fotografía en blanco y negro de la silueta del perfil de una mujer rellena de texto con el fondo blanco
Fig. 3: Fotografía de Lizette Abraham – http://lizetteabraham.com/
  • Haz lo mismo con las capas “tonos1” y “tonos2”, al tiempo que ocultas las capas de sombras. Esto recortará tu texto y lo ajustará a tu imagen. Y tras ello, visualiza las capas de “tonos2” y “sombras2”, para contemplar el texto en tu foto (Fig. 3).
Fotografía en blanco y negro del perfil de una mujer rellena de texto
Fig. 4: Fotografía de Lizette Abraham – @AbrahamLizette
  • Por último, crea un lienzo blanco para ponerle un fondo a tu imagen. En mi caso realicé el fondo con Brushes (Fig.4).

¡Ahora te toca a ti!

Si quieres ver más fotografías en texto, pincha aquí.

 

Ahora inténtalo tú y comparte tu foto construida con Trucofoto en el canal de facebook.

Si te ha parecido útil este post de nuestro blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

En nuestro último artículo comentábamos las posibilidades creativas del “momento arroz”. Si bien es solo la previa del instante principal de nuestro trabajo: el reportaje fotográfico.

Fotografía en blanco y negro del plano detalle del caminar de la novia sobre la hierba, visto desde atrás
Fotografía de Mariam Useros – http://mausbafoto.com/

Desde el momento en que los novios ya son marido y mujer, y antes de la celebración del banquete, estos pasan a ser nuestros cómplices en busca de las fotografías que hagan recordar ese fantástico día. Se trata de un periodo de tiempo mágico en el que por fin pueden estar juntos y “solos” celebrando su amor. Nuestra magia fotográfica será la capacidad de captar esos instantes únicos, una vez han pasado los nervios iniciales de la boda.

Ayuda mucho en este proceso conocer a nuestra pareja, por eso os recomendábamos la realización de una preboda.

Fotografía en blanco y negro de unos recién casados bromeando junto a la puerta del templo
Fotografía de Mariam Useros – @Mausba

Algunos trucos de fotografía a tener en cuenta para conseguir hacer brillar nuestro trabajo son:

  • Haber consensuado con los novios y previsto las distancias y los tiempos entre las localizaciones dónde vamos a realizar el reportaje, nos ayudarán a ir de forma calmada y a llegar a todo sin agobios.
  • Intentad realizar fotografías de los novios mostrando su cariño, sus besos y sus miradas, pero intentando que las fotografías sean diferentes entre sí.
  • Si conocemos sus gustos, y tenemos su complicidad y confianza podremos dar rienda suelta a nuestra creatividad y dejar un recuerdo imborrable. Sin embargo, no debemos anteponer nuestras fotografías a su confort y si en algún momento se sienten agobiados y prefieren salirse de los esquemas fijados que prevalezca su voluntad.
  • Está bien estudiar a otros fotógrafos y sus fotografías, pero debes buscar tu propio estilo y plasmarlo en tu fotografía.
Fotografía en blanco y negro de una pareja de recién casados a punto de besarse con la silueta de su sombra como telón de fondo
Fotografía de Mariam Useros – http://mausbafoto.com/

En nuestro próximo artículo repasaremos ALGUNAS DE LAS FOTOGRAFÍAS QUE SUELEN HACERSE EN EL REPORTAJE FOTOGRAFÍCO y que puedes tener de referencia en tu trabajo.

 

Si deseas compartir alguno de esos momentos especiales de tus fotos de bodas con Trucofoto hazlo en nuestro canal de facebook

Si te ha parecido útil el post de nuestro blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

La juventud, siempre con visiones de futuro un tanto distorsionadas y estrambóticas; yo, como todos los chicos y chicas de entre 14-17 años, también las tuve. Luego, cuando sales del envoltorio de los padres, te das cuenta que, y por emplear las palabras del filósofo –no todo es del color del cristal con que se mira– ni se cumplen todos los sueños de un fotógrafo amateur.

Con esas edades yo quería estudiar relojería, hacer fotografía, saber tocar la guitarra, ser piloto de aviones y hacer la mili en la Legión Extranjera. Me gustaban todos los deportes y llegué a soñar con el Tour de Francia, y más tarde con el Paris/Dakar. Un día un amigo me propuso cambiar guantes con él. Hicimos un pequeño round en la terraza de su casa; me largó un directo en plena nariz y me curé para siempre de ese deporte.

Como pueden suponer no estudié relojería, compré una guitarra que no se tocar, olvidé los aviones para siempre y no hice la mili, porque los que llevaban más de 15 años en el extranjero podían pagar en el Consulado con divisa oro. Estudié Peritaje Mercantil y me convertí en contable. Seguí asiduamente con los deportes, con preferencia por el atletismo.

Fotografía en blanco y negro de la mirada de una mujer envuelta en un pañuelo
Mirada de un fotógrafo amateur

Lo único que acaricié con cariño, como reliquia de un tiempo de niñez fue la fotografía. Siempre tuve una cámara fotográfica. Eran cámaras cuadradas, que se colgaban al cuello, bajaban hasta la cintura, se enfocaban desde arriba y, sencillamente se disparaban. Si te olvidabas de darle la vuelta manualmente al carrete, montabas una foto encima de otra…

Aún puedo visualizar esas viejas cámaras de fotos (han pasado 60 años muy largos). Eran máquinas sin grandes pretensiones, con carretes de 12 ó 24 fotos si no recuerdo mal, y por supuesto en blanco y negro. Más tarde llegaron las de 36 fotos, el color, recargando cada disparo al estilo de los Winchester.

Mas adelante aún, me enteré que había que tener en cuenta la escala Din, la distancia focal, la profundidad de campo, disparar de espaldas al sol, los filtros, la apertura del diafragma, el uso del flash, la calidad de las lentes, la climatología… Y la verdad, con tantas cosas por estudiar y con un aparato muy normalito, todo eso me sobrepasaba y decidí no tener que pasar un bachiller para sacar una fotografía. Me acomodé en un conformismo barato y sin grandes pretensiones. Sigo sin embargo admirando las buenas fotografías, y sé que, como en todas las artes, la buena foto sobrevive y habla.

Hoy, leyendo las publicaciones de todos los componentes de Trucofoto, me abruman más aún todas las nuevas técnicas que proponen, por lo que digo con toda la humildad del mundo y con el corazón en la mano: “…zapatero, a tus zapatos…” y, a todos esos sabuesos de la fotografía, les hago una larga y profunda reverencia al estilo de los mosqueteros…

Sin embargo, a veces, un fotógrafo amateur inquieto quiere fotografiar la excepción, la ninfa que se presenta ante sus ojos en un momento determinado y, con ese famoso ronroneo del clic, sale una fotografía como la que muestro y tuve la suerte de sacar con un triste teléfono/cámara fotográfica durante un viaje en Casablanca. El arte sigue y seguirá predominando siempre, mientras que el presunto artista quiera, lo piense, pero sobre todo, lo sienta interiormente.

 

Si deseas compartir alguna foto con historia con Trucofoto, hazlo en nuestro canal de facebook.

Si te ha gustado el post de nuestro blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

 

 

Es fin de semana o un día festivo cualquiera, quieres hacer algo especial y acabas de construir tu propia cámara pinhole. Entonces, ¿a qué esperas para vivir por primera vez un picnic fotográfico? Anímate y prepara una divertida e inolvidable jornada de fotografía estenopeica, tras estas 5 recomendaciones:

Fotografía en blanco y negro de un grupo de chicos y chicas posando sobre la hierba
Fotografía de Anhel Robledo
  1. Revisa el equipo: Recuerda la importancia del estenopo en las cámaras estenopeicas, por donde entra la luz que nos dibujará la imagen. Así que éste debe estar limpio y en buenas condiciones, sin nada que obstruya su eficacia.
  2. Utiliza el trípode: La cámara siempre debe estar fija, sin movimiento alguno, para obtener unos mejores resultados y unas imágenes más nítidas. El trípode te permitirá estabilizar el aparato y congelar cada momento fotográfico, además de encontrar unas mejores composiciones en tu fotografía.
  3. No olvides llevar contigo mucha película: Una vez que salgas de picnic con tu estenopeica, es importante llevar la película suficiente. No te quedes cort@, porque después podrías arrepentirte por no haber podido captar unos lugares o instantes extraordinarios.
  4. Considera los tiempos: En tu particular picnic visual familiarízate con los tiempos de luz. De este modo cuando más luz haya, el tiempo de exposición será mucho menor. Y viceversa, cuando te encuentres ante atardeceres o anocheceres, los tiempos deberán ser más largos.
  5. Fotografía todo: Cuanto más practiques, tus resultados serán mejores. El truco está en sacarles un provecho constante a tu cámara y creatividad.
Fotografía en blanco y negro de las vistas de una fuente
Fotografía de Anhel Robledo

Así que, ¿ya estás list@ para sacar a disfrutar al fotógrafo que está en ti?

Fotografía en blanco y negro de un Arcoiris
Fotografía de Anhel Robledo

 

Si deseas compartir alguna fotografía estenopeica con Trucofoto, hazlo en nuestro canal de facebook. Y pincha aquí, si quieres ver estas imágenes en color.

Si te ha gustado el post de este blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Realizar un fotomontaje es muy fácil y con la ayuda de este post lo vas a lograr enseguida. El foto collage puedes componerlo con imágenes de internet o –más recomendable- con tus propias fotografías. La idea es empezar a realizar unos fotomontajes sencillos para después pasar a construir otros más elaborados.

El fotomontaje con el que ilustro el artículo lo llevé a cabo con imágenes propias. Saqué múltiples fotografías de una mujer en distintas poses, para posteriormente realizar un montaje de esas formas corporales (Fig. 1 y 2).

Fotografía en blanco y negro de un cuerpo femenino cubierto por una tela
Fig.1: Fotografía de Lizette Abraham – http://lizetteabraham.com/

Estos son los 4 pasos básicos para efectuar un fotomontaje:

  • Tener una idea inicial.
  • Seleccionar las imágenes.
  • Recortar bien tus objetos.
  • Sobreponer los elementos recortados con otros para crear una sorprendente composición fotográfica.
Fotografía en blanco y negro de un cuerpo femenino con el torso cubierto sentado en el suelo y con las piernas cruzadas
Fig. 2: Fotografía de Lizette Abraham – @AbrahamLizette

En el programa de edición Photoshop, no hay una herramienta ideal para recortar y delinear perfectamente; todo dependerá de las imágenes con las que trabajes:

  • El lazo magnético -ubicado en la barra de herramientas- te sirve para recortar bordes sencillos, como figuras redondas, sinuosas, irregulares, etc.
  • El borrador mágico -también colocado en la barra de herramientas- lo puedes usar para hacer recortes muy precisos, pero sólo funciona bien cuando el fondo que está detrás de la imagen es uniforme.
  • La herramienta pluma recorta muy bien cuando tus objetos son simétricos o tienen bordes rectos.
  • El recurso de selección rápida te ayuda a corregir detalles para arreglar esos delineados complicados, como cabellos, perfiles de mascotas, etc. Al seleccionar esta última herramienta, usa la opción ubicada en la parte de arriba para perfeccionar bordes.
Fotografía en blanco y negro de un collage de diversos cuerpos femeninos sobre un fondo blanco
Fig.3: Fotografía de Lizette Abraham – http://lizetteabraham.com/

Prueba estas 4 opciones para descubrir la mejor manera de recortar tus imágenes y realizar unos fotomontajes con una calidad bastante profesional. Después que hayas dado este paso, sobrepón tus imágenes y… ¡objetivo logrado! Recuerda que puedes jugar con tus capas, si las ordenas unas detrás de otras (Fig. 3).

En la foto final (Fig. 4) trabajé con más de 80 imágenes que sobrepuse para realizar el montaje fotográfico. Esto me llevó varios días, así que no te desesperes si no te convence tu idea a la primera. Verás que con el tiempo conseguirás hacer fotomontajes más creativos, solo es cuestión de controlar tus herramientas de recorte y sumergirte en ideas que te animen.

Fotografía en blanco y negro de un fotomontaje realizado con múltiples imágenes de cuerpos femeninos
Fig. 4: Fotografía de Lizette Abraham – @AbrahamLizette

Si deseas contemplar estas imágenes a color o más ejemplos de fotomontaje, pincha aquí.

 

Ahora inténtalo tú y comparte tu foto construida con Trucofoto en el canal de facebook.

Si te ha parecido útil este post de nuestro blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.