Al rescate de tu vieja cámara fotográfica

Al rescate de tu vieja cámara fotográfica

¿Alguna vez te has parado a pensar que aquella vieja cámara fotográfica que tienes abandonada, o en algunos casos de adorno, pudiera revivir y darte grandes resultados al convertirla en una cámara estenopeica?

María Rosa Fiscal sostiene y contempla sonrientemente su vieja cámara fotográfica
Imagen de María Rosa Fiscal – @anhelrobledo

Les contaré una historia. Hace unos meses mi amiga María Rosa Fiscal -escritora duranguense- me obsequió dos hermosas cámaras fotográficas SIX-20 BROWNIE E, utilizadas por su mamá en 1938 aproximadamente y por ella sobre 1951, cuando la recibió como regalo de Navidad.

Maria Rosa Fiscal muestra sonrientemente su vieja cámara fotográfica
Imagen de María Rosa Fiscal – @anhelrobledo

María Rosa recuerda que fue una cámara muy productiva, que le acompañó durante sus viajes al extranjero. Las fotografías obtenidas -todas en blanco y negro- mostraron las ocasiones especiales de su niñez y, sobre todo, de su etapa estudiantil.

Rosa Marbella contempla sonrientemente su "nueva" cámara estenopeica
Imagen de Rosa Marbella – @anhelrobledo

Mi hermana Rosa Marbella y yo, decidimos dar vida a una de esas “nuevas” cámaras -después de más de 60 años en desuso- con la incertidumbre de su funcionamiento. Le colocamos un rollo a color de 120 mm, emprendimos la aventura y nos fuimos a un paraje natural de la Sierra de Durango -llamado “Salto del Agua Llovida”- y… ¡Oh sorpresa!, los resultados fueron sorprendentes.

Rosa Marbella muestra alegremente su cámara estenopeica en plena naturaleza
Imagen de Rosa Marbella – @anhelrobledo

La cámara funcionó, aunque con algunos imprevistos, pues no salieron la totalidad de las imágenes. Finalmente las fotografías fueron muy de nuestro agrado, al ver plasmado el bello paisaje, que hoy compartimos con Trucofoto.

Fotografía del "Salto del agua llovida" en el estado de Durango (México)
Fotografía del “Salto del agua llovida” en el estado de Durango (México) – @anhelrobledo

Así que, como siempre digo: todo es posible. Por lo que te animo a desempolvar esa vieja cámara fotográfica -guardada u olvidada en cualquier lugar- y déjate impresionar con unos emocionantes resultados.

NO HAY COMENTARIOS

Deja un comentario