El clic me pone

El clic me pone

No lo podemos evitar. Escuchar el sonido del obturador de una cámara nos transporta a otra dimensión en donde uno es grande y pequeño a la vez y produce en nosotros una mezcla de adrenalina y mariposas en el estómago difícil de explicar. Así que –amantes de la fotografía- podemos confirmarlo, el clic nos pone, nos pone más que nada en el mundo.

Fotografía en blanco y negro de un bebé gateando entre globos y un peluche durante una sesión de fotos en un estudio

Hace dos años que decidimos hacer clic a nuestro proyecto. Parece que fue ayer cuando Trucofoto nació del azar (o no). Al principio nos sentíamos cual bebé en un estudio fotográfico lleno de globos de colores y peluches. Abrumados, desbordados, entusiasmados, con ganas de aprender, con ganas de cogerlo todo… pero sobretodo: MÁS VIVOS. Ahora 2 años después, las ganas y el entusiasmo son iguales, pero sentimos que aprendemos a andar y esa satisfacción está por encima de todo.

No importa lo que se haga, lo importante es hacerlo con pasión. Y para eso es necesario poner mucha dosis de trabajo, sacrificio y esfuerzo en todo aquello que amas. Ese es el ambiente que ha respirado nuestro niño. Habrá mucha gente que no entienda el porqué de tanta dedicación y entusiasmo sin que medie remuneración económica alguna. Es difícil explicar un sentimiento -surgido del propio gozo de hacer lo que hacemos y de ver crecer nuestra pasión- que nos pone… clic a clic.

 

Si deseas compartir cuando fue “tu primer clic” con Trucofoto, hazlo en nuestro canal de facebook

Si te ha gustado el post de este blog de fotografía, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

NO COMMENTS

Leave a Reply