Pisa a fondo, con el timelapses

Pisa a fondo, con el timelapses

Tunel iluminado con luz amarillenta

Tunel iluminado con luz amarillentaTimelapses es una técnica fotográfica que consiste en visualizar unos acontecimientos a una velocidad mayor de la que fueron tomados. Para ello, una vez que has captado una serie de imágenes fijas o has grabado una secuencia con una videocámara, deberás pasar al cuarto oscuro y editar el consiguiente video. La ilusión de movimiento para tu ojo se muestra en los monitores a un ritmo de 25 imágenes por segundo. La sensación de velocidad se logra eliminando imágenes intermedias.

Antes de embarcarte en esta aventura, comprueba si tu aparato posee la función de disparo a intervalos. En caso contrario, existen diversas alternativas: instalar en la tarjeta de memoria un software (llamado CHDK) bajándotelo de Internet, conectar a tu cámara un dispositivo externo -conocido como intervalómetro– o conectar tu cámara a un ordenador para usar un programa específico que realiza la misma función que el aparato externo.

Lo más interesante es jugar con los distintos tiempos de exposición. Todos los movimientos que se capten durante los segundos de exposición elegidos quedarán plasmados en un solo fotograma. Después, es cuestión del número de secuencias que quieras editar.

Cámara de fotos versus Videocámara

Si realizas el Timelapses con tu cámara de fotos ganarás en calidad/precio (definición de la imagen/más económica), autonomía, y entornos escasos de iluminación. Por el contrario, este tipo de práctica limita la vida del obturador (aunque sustituirlo no sea caro), mientras que la videocámara no sufriría desgaste alguno debido al uso.

Sugerencias de Trucofoto: Existen diversas técnicas a la hora de efectuar un Timelapses, basadas en la fotografía a intervalos: HDR (capta varias imágenes con el mismo encuadre y con diferentes mediciones de luz), Light Painting (dibuja con un simple foco de luz), Tilt Shift (efecto surrealista, donde se muestran grandes espacios que parecen maquetas), Stop Motion (colocas la cámara y mueves los elementos entre disparo y disparo), o una mezcla de todas ellas. Como lees, esta práctica es fácil de manejar. Solo necesitas pisar a fondo el disparador de tu cámara (o video-cámara) y mucha creatividad, ¿a qué esperas para poner algo de velocidad a tus fotos?

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

2 COMMENTS

  1. Interesante post y muy de moda últimamente. Lo que sí es cierto es que la vida del obturador, en el caso de las cámaras de fotos, se acorta.

  2. Es cierto que el obturador se resiente con esta práctica, pero el no llevarla a cabo, tampoco garantiza prolongar la vida de tu cámara. Y la fotografía es para vivirla…

    Gracias, David.

Deja un comentario