Consejos sobre fotografía

Fotografía en blanco y negro de una manifestación, donde aparece el letrero amarillo de un autobus

Fotografía en blanco y negro de una manifestación, donde aparece el letrero amarillo de un autobusLa fotografía documental, nuestra protagonista, tiene el poder de inmortalizar los acontecimientos, y cualquier tema está en su punto de mira. Procura plasmar lo cotidiano, para revelar la esencia de la sociedad humana, a través de asuntos universales. Cuando el énfasis se pone en temas de actualidad, la fotografía documental se convierte en fotoperiodismo. Tradicionalmente se viste de blanco y negro, pero hay quienes consideran que desde la perspectiva del color se ofrece una mayor fidelidad documental. Entra en la mente de un buen fotógrafo documental, por medio de la lectura y práctica de sus impresiones cotidianas:

00:00

¿Qué quieres contar? Tienes que basarte en hechos reales: la verdad y nada más que la verdad (aparte de ser veraz, debe parecerlo). Las fotos deben responder preguntas como: ¿quién?, ¿qué?, ¿por qué?, ¿dónde?, ¿cuándo? y ¿cómo?

02:30

Los reflejos, la intuición y el dominio de tu cámara son primordiales. Desarrolla la capacidad de composición. Y usa el  enfoque manual y un objetivo estándar (en vez del objetivo zoom), para ganar rapidez de acción.

05:00

Cuanta más información y atracción transmita cada foto, ¡mejor!

07:30

Procura anticiparte a la acción, para ello sírvete de una exhaustiva investigación previa del tema o personajes en cuestión. También puedes hacerte una lista de las fotos que necesitas.

10:00

Busca una buena posición donde colocarte. Se discreto y silencioso. Acércate mucho, y apunta a los ojos.

12:30

Combina diversos ángulos: Una vista general sitúa la escena, y normalmente se tomará con un gran angular. Elígela cuidadosamente, pues se trata de la primera imagen que ve el observador. Los retratos muestran a los personajes de la historia. Los primeros planos nos adentran en la historia. Las imágenes más efectivas (estados de ánimo o pequeñas acciones) son el resultado de la complicidad con los retratados, tras ganarse su confianza. Prueba a captar los puntos de vista de los participantes, normalmente desde el hombro de alguno de ellos. Y no olvides usar las distintas perspectivas o el contraste narrativo, esto es algo fundamental sobretodo en la fotografía documental.

15:00

Capta a los personajes en acción (da vida a la historia), y congela momentos concretos.

17:30

Puedes enmarcar a las personas en ventanas o puertas. Y evita centrarlas, para que tus fotos resulten más dinámicas.

20:00

Ojo con la cesión de los derechos de imagen (contrato firmado entre el fotógrafo y los fotografiados). Normalmente no se utilizan, si se trata de una noticia de actualidad.

22:30

Fotografía desde un lugar seguro, si te encuentras en zonas de conflicto.

Sugerencias de Trucofoto: experimenta la fotografía documental plasmando visualmente el espíritu de una calle o un día en la vida de alguien.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Fotografía en blanco y negro de la vista a ras del suelo de un par de zapatos de tacón, donde resalta un pétalo amarillo

Fotografía en blanco y negro de la vista a ras del suelo de un par de zapatos de tacón, donde resalta un pétalo amarilloLa fotografía artística es la auténtica Fotografía de Autor. El arte está al alcance de cualquier mirada. ¿Qué marca la diferencia entre una instantánea y una fotografía artística? Trucofoto te deja 12 pistas:

– No hay reglas definidas. Cualquier idea (si invita a la reflexión, mejor) puede ser el tema: observa, más despacio, hacia todos los lados. Experimenta con cualquier técnica y déjate sorprender con los resultados.

– Cuanta más claridad tengas antes de disparar, más expresará tu fotografía.

– Fotografía diversas superficies, que posteriormente manipules a través de la edición digital. Transforma los espacios a tu antojo, con colores o perspectivas rompedoras.

– Busca los contrastes, las luces, siluetas o sombras. Los reflejos en cristales o ventanas, también dan mucho juego para la fotografía artística.

– Realiza puzzles, collages o laberintos visuales, con el fin de estimular la mente. Los más efectivos serán los que presenten un claro hilo conductor.

– El bodegón o naturaleza muerta es uno de los temas predilectos, debido a su simplicidad y multitud de interpretaciones. Estos abundan en cualquier casa. Puedes usar objetivos con longitudes focales de entre 70 y 120 mm, para objetos tridimensionales con profundidad, y objetivos cercanos a los 50 mm, para los objetos planos (documentos).

– Las paredes hablan. Apunta, con distintos encuadres, a los desperfectos o manchas de las fachadas.

– Usa la distorsión de los colores para sugerir un mundo de fantasía. Eso sí, procura que los elementos sean reconocibles, si no perderá el significado.

– Evita las distracciones en las imágenes abstractas (persigue el equilibrio / ayúdate del entorno urbano). Para ello, la nitidez debe cobrar un papel protagonista en la composición.

– Intenta transmitir que una imagen extraña parezca posible, para posicionar al espectador en ese interesante punto intermedio.

– Prueba a crear una imagen construida, con modelos (antes de comenzar la sesión da las instrucciones), iluminación artificial y atrezo.

– Inspírate en otra fotografía artística o en creaciones como: la arquitectura, la escultura, el interiorismo o la moda. Y en prestigiosos artistas, como: Joel-Peter Witkin, Holly Wilmeth, Man Ray, Ryan Shude o Syvia Plachy.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Fotografía en blanco y negro con gente enseñándose unas fotos en el móvil, con dos vasos de cerveza en amarillo

Fotografía en blanco y negro con gente enseñándose unas fotos en el móvil, con dos vasos de cerveza en amarillo¿Quién no tiene a mano un dispositivo móvil? La principal ventaja de la Foto Móvil es la inmediatez. Es la manera más rápida de hacer, ver y mandar una foto. Ese tres en uno particular, hace que la fotografía sea más popular que nunca. Estos son los 11 consejos de Trucofoto:

Conoce tu terminal

– Cuánto más familiarizado estés con las características de la cámara y de las imágenes de tu teléfono móvil, menos tiempo tendrán esos momentos únicos para librarse de tu captura.

– Adecua la configuración de tu cámara a las condiciones medioambientales.

– Comprueba la resolución de la imágen. Ya sabes, a mayor resolución (mejor calidad), más pesa y más difícil es enviarla por correo. Recuerda, que si deseas la máxima calidad, debes bajar al mínimo el ISO.

Sigue la luz

– En general, la mayoría de los teléfonos móviles suelen tener problemas en condiciones de luz escasa. Para compensar este déficit, ajusta los niveles de exposición. Este problema de luz, también afecta a la práctica del balance de blancos. Si no logras que en cinco segundos se ajuste con la función automática, apunta la cámara hacia otra fuente de luz para que se autoajuste con un balance diferente. Y si esto tampoco funciona, realízalo manualmente.

Persigue la calidad creativa

– Procura obtener una buena composición y calidad en tus imágenes. No borres tus fotos -dales una segunda mirada- ya que siempre se pueden mejorar con algún retoque digital en tu propio teléfono móvil, con una aplicación disponible para el mismo o en un editor de fotografías del ordenador.

¡Experimenta con la Foto Móvil!

– Anticípate a la acción, para evitar el retardo de algunas cámaras, desde que presionas el botón del disparador hasta que captura la imágen.

– Tus pasos son el mejor zoom. Acércate al sujeto u objeto a fotografiar.

– Apoya tu teléfono móvil, a modo de trípode. Y activa la función de disparo estable, para generar fotos más nítidas.

– Aprovecha el flash. Y si su luz es excesiva, puedes ponerle algún trozo de tela, a modo de difusor.

– Respeta la intimidad de los demás y la privacidad de los establecimientos.

– La mejor recomendación de todas es que practiques tu fotografía. La experiencia personal será tu mejor escuela, y foto a foto, siempre podrás superarte.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Fotografía en blanco y negro de coche deportivo, con el logotipo de color amarillo

Fotografía en blanco y negro de coche deportivo, con el logotipo de color amarilloLas fotos de deportes o fotografía deportiva puede considerarse uno de los géneros fotográficos más modernos que existe, debido a que la tecnología no pudo adaptarse a la necesidad de capturar el movimiento a alta velocidad, hasta la década de 1950. Además esta especialidad tiene la ventaja de recoger la emoción en estado puro y de ser uno de los temas más fotogénicos, ya que se combinan los cuerpos atléticos, la acción y el color.

Condiciones para hacer fotos de deportes profesionales

Se necesita una gran fortaleza física (buen estado de forma) y mental (atención y concentración en los instantes clave), para cubrir los eventos deportivos que pueden durar desde una hora hasta una jornada completa, con el fin de captar en pocos segundos el espíritu de la ceremonia. Tu pasión y el conocimiento de la modalidad deportiva ayudarán a desmarcarte del resto -incluso podrás anticiparte a esos momentos únicos- en busca de esa vista inusual. Además si te especializas en un deporte determinado, aumentará tu eficacia y rapidez de acción.

Consejos

Al igual que te recomendamos en Cómo fotografiar Ocasiones Especiales es importante llegar pronto y marcharse el último, para: colocarte en una buena posición (a ser posible más alta que los demás), estudiar el movimiento del sol en exteriores o fotografiar ciertos instantes del entrenamiento previo a la prueba o el semblante del deportista al acabarla. Funciona recoger la repetición de elementos en una sola foto. Prueba usar el flash para congelar una acción rápida o permitir un poco de desenfoque de movimientos (con tiempos de obturación más largos). Practica la técnica del panning, que consiste en mover la cámara durante la exposición en la misma dirección que el elemento en movimiento. Eso sí, procura siempre acercarte a la actividad, hasta apreciar con claridad la cara de los atletas. También puedes confundirte con la multitud para dejar constancia de la emoción y de la alegría del público. Si las circunstancias lo requieren, ayúdate de un monopié, trípode o mando a distancia.

Sugerencia de Trucofoto: A la hora de hacer fotos de deportes anímate a centrar tus disparos en la calidad de las imágenes en vez de hacerlo en la cantidad de tomas indiscriminadas.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Fotografía en blanco y negro de una pareja de recién casados

Fotografía en blanco y negro de una pareja de recién casadosPara saber cómo fotografiar ocasiones especiales lo primero que hay que preguntarse es: ¿Qué tiene de especial una ocasión? Si una foto tuviese la respuesta: ¡objetivo cumplido!. Pero recoger la esencia (una composición enérgica de emociones de un acontecimiento), es una ardua tarea, que requiere de experiencia, planificación e instinto.

Para que tus fotos destaquen presta atención al ambiente -sin olvidar los instantes clave- cuida la calidad de tus imágenes y usa una profundidad de campo limitada, mediante una apertura grande.

Llega el primero y vete el último. Recorre el terreno y decide las localizaciones donde vas a situarte. Ponte en contacto con los organizadores, por si necesitases algún permiso para los espacios reservados. Habla con la gente del lugar, para obtener información sobre la reunión y darse a conocer. Caer bien y ganarse la confianza de las personas siempre será un plus a tu favor y puede convertirse en la clave para marca la diferencia a la hora de fotografiar ocasiones especiales como bodas, bautizos o comuniones.

Se paciente, cultiva tu grado de atención y discreción, y ten siempre la cámara a mano. Juega con los online casinos detalles parciales o inusuales del evento, y toma perspectivas diferentes.

Recoge el ambiente con composiciones claras y sencillas, a través de: las acciones, lo abstracto, las siluetas, la captura de planos recortados de la gente (esos detalles como la expresividad de las manos o de ciertas partes de los trajes), las tomas aéreas, o el contraste entre el desenfoque de movimiento y los elementos nítidos.

Al fotografiar ocasiones especiales jamás debes desactivar tu visión periférica para no perderte las secuencias secundarias de la película. Y persigue a los más pequeños -como contrapunto de los adultos- y por su habilidad para colarse en ciertos focos de interés.

Alíate con la oscuridad (procurando que ésta sea evidente), y selecciona una exposición donde el tono clave -la luz en la cara o los brillos en los ojos- permita que la imagen quede tan oscura como en realidad la ves. En estos casos utiliza objetivos de focal fija. Si vas a cubrir una actuación larga, ayúdate de un monopié para estabilizar la cámara, y sitúa el ocular de la misma a la altura de los ojos, con el fin de evitar dolores musculares.

Sugerencia de Trucofoto: Elige ciertas fotografías de tu reportaje y, ya en el cuarto oscuro digital o en photoshop, pásalas a blanco y negro, con ello eliminarás distracciones y darás a tu trabajo un toque inspirado en el fotoperiodismo.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Fotografía en blanco y negro del reflejo de la Plaza Mayor de Madrid en unas gafas de sol con la pasta amarilla

Fotografía en blanco y negro del reflejo de la Plaza Mayor de Madrid en unas gafas de sol con la pasta amarillaLa buena fotografía de viajes se distingue por despertar en el observador el deseo de estar allí. Es uno de los géneros fotográficos más explotados, y posiblemente sea el más complejo en el que destacar con una toma original. En el mundo quedan cada vez menos lugares por fotografiar, por eso Trucofoto anima a reinventarse, si quieres que tus fotos sean un medio para otros de emular tus viajes.

El Conocimiento

Planifica el viaje y elabora un proyecto fotográfico, para que cuando llegues al destino, te sientas más invitado que turista. Infórmate tanto cómo puedas acerca de la región, y aprende algunas palabras del idioma de la zona para establecer unas mejores relaciones interpersonales.

La Pasión por la fotografía de viajes

La composición, el dominio de la luz y el tema elegido tenlos muy en consideración cuando comience el viaje fotográfico. Pero si quieres que tus tomas enganchen, implícate apasionadamente en cada disparo, en busca de ese toque de emoción humana que cuente, anime al descubrimiento y seduzca al espectador.

La Conexión

Acércate a la gente –conecta- para llevar el calor de ese encuentro a tus fotografías. Habitúate a que el mejor zoom sean tus pasos. Pide permiso cuando te aproximes a las personas. Una mirada acompañada de un “Hola” en el idioma natal puede ser suficiente.

La Luz

El amanecer y el atardece evocan sentimientos. La combinación de las luces y las sombras, unidas a las tonalidades cromáticas configuran un escenario diferente.  A menor iluminación o nitidez, mayor carga emocional. Aprovecha la bruma o la niebla, e incluso los días de lluvia. También puedes utilizar filtros o la técnica del desenfoque (bokeh) para crear tu atmósfera. Si quieres convertirte en un experto en fotografía de viajes explota todo el potencial del uso artístico de la luz, que en muchas ocasiones, puede llevarte a escribir, con un puñado de fotos, la mejor poesía.

La Temática

Busca la actividad humana o las grandes aglomeraciones de gente, en detrimento de la quietud de los elementos arquitectónicos o de ciertos paisajes naturales; usa los encuadres generales o los planos detalle (manos u ojos); prueba el contraste de realidades (turística versus marginal); capta lo antiguo; y sigue tu instinto como ruta a elegir…

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Canta-autor sobre el escenario en blanco y negro, con parte de la guitarra amarilla

La foto retrato o el retrato fotográfico está más en boga que nunca, pero no se puede decir lo mismo de su prestigio –cómo lo era antaño- debido sobre todo al auge de la fotografía social, liderada por las cámaras digitales y los dispositivos móviles. No obstante, se trata del género -a nivel profesional- más arraigado y demandado que existe. Estos son los consejos de Trucofoto para lograr una mirada con arte:

Canta-autor sobre el escenario en blanco y negro, con parte de la guitarra amarilla

  • La foto retrato es una especie de pulso de egos entre el fotógrafo y el modelo en un campo de batalla determinado (ambiente). Conviene dedicar un tiempo al sujeto que quieres fotografiar, para generar confianza y conectar. Mediante instrucciones claras debes explicarle hacía dónde dirigir su mirada y cómo colocar sus manos. Es importante que no perdáis nunca el contacto visual. Y evita disparar mientras el modelo hable para que las fotografías no queden desenfocadas.
  • Para practicar la foto retrato hay que aprender a aprovechar los cambios postura del sujeto –y avisarle que los haga lentamente- para realizar parte de las tomas. Las poses más fotogénicas suelen ser las más cómodas y naturales para él. Presta atención especial al brillo de los ojos, y si tienes que elegir el enfoque, hazlo del ojo más próximo. Además puedes sugerir que piense en algo apropiado para la personalidad que desees que transmita.
  • Conviene usar una única fuente de luz, y ésta se suele ubicar a uno de los lados de la cara fotografiada. Aunque también debes jugar con distintas posibilidades, cómo pueden ser: el control de la exposición de la propia cámara, el cambio de posición de la iluminación, la intensidad de la luz o la incorporación de más focos a la escena.
  • Recuerda utilizar: un objetivo tele o medio para fotos de todo el rostro, un objetivo gran angular normal o medio para mostrar algo más de la escena, un objetivo ultra gran angular para un retrato del modelo en su ambiente, y un reflector para controlar las sombras.
  • Ensaya con el Autorretrato: Interpreta un papel para mostrar diversas emociones, elige un vestuario, decora el escenario, y posa de acuerdo a la impresión que quieras causar en tu foto retrato.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Fotografía del semáforo en una calle en blanco y negro, excepto una de las luces en amarillo

Fotografía del semáforo en una calle en blanco y negro, excepto una de las luces en amarilloInmersos en el paraíso cromático de la fotografía digital, hay ciertas imágenes que captan sobremanera nuestra atención: las fotos en blanco y negro, que están más guapas que nunca. Esa escala de grises comprendida entre el blanco y el negro, debido a su atractivo poderío, goza de un espacio propio dentro del cosmos de la fotografía.

Existen dos vías para obtener tus fotos en blanco y negro. La primera es realizar tus tomas con el modo monocromo de tu cámara, y la segunda -la mejor opción- es sacar las fotos en color, para posteriormente efectuar la conversión. A priori, la única ventaja que tiene sacar las fotos directamente en blanco y negro, es el bajo peso de las mismas, que puede suponer hasta un tercio menos que las guardadas en color.

Como hemos repetidos en otros artículos, el guardar tus fotos en formato RAW, otorgará a las mismas el mayor abanico de posibilidades a la hora de tratarlas. Mantén el ISO lo más bajo posible, cuando la iluminación te lo permita, ya que el ruido de las imágenes por ISO se hace más evidente en las fotografías en blanco y negro.

No olvides la presencia del negro y blanco puros en este tipo de fotografías, ya que si no estuviera alguno de éstos colores, se tratarían de imágenes en blanco y gris o negro y gris. Una vez hecha la conversión revisa el histograma. Si quieres aclarar o oscurecer ciertas partes de tus imágenes, puedes utilizar las herramientas de subexponer o sobreexponer, de PhotoShop (conviene que el rango de sombras o iluminaciones tenga un flujo entre el 5% y 20%).

Existe más de una decena de maneras para transformar una foto en color a blanco y negro. Las principales son las que juegan con la saturación o desaturación del color, la escala de grises o el mezclador de canales. Ésta última es la técnica más profesional, mientras que el método de la escala de grises es el menos recomendado, debido a la cantidad de información que se pierde durante el proceso. También existen dos métodos muy populares, que son los usados por los prestigiosos fotógrafos Rob Carr y Greg Gorman.

Sugerencia de Trucofoto: Convierte tus imágenes a fotos en blanco y negro. Una vez convertidas, puedes resaltar cualquier parte con algo de color.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

Cara de animal -con el hocico amarillento- en el regazo de su dueño, en blanco y negro

Cara de animal -con el hocico amarillento- en el regazo de su dueño, en blanco y negroLa fotografía de animales tiene un nexo común con los retratos de bebés o niños: el objeto a fotografiar es impredecible. La paciencia y la fluidez del manejo de tu cámara jugarán a tu favor. Y factores como la aproximación, la iluminación o la perspectiva hay que tenerlos presentes para congelar momentos entrañables e irrepetibles.

Planifica los disparos. Desactiva los mecanismos automáticos para que tu cámara responda con mayor rapidez al presionar el botón del obturador. Acércate lo máximo y sin trípode, con cuidado de no asustar o distraer al sujeto. La mejor opción en la fotografía de animales sería utilizar un teleobjetivo, aunque también un angular podría darte satisfactorios resultados.

La luz natural es la indicada para este tipo de fotografías, y que ésta no incida directamente sobre el animal. Lo ideal sería un día nublado. Procura no utilizar el flash, best online casino sobre todo para evitar que el fogonazo asuste a tu mascota. Es interesante enfocar sus ojos, ya que en éstos se concentran gran parte de las emociones. Si conoces al animal, persigue momentos donde se reflejen los rasgos genuinos de su personalidad. Si no se trata de tu mascota, antes de la sesión dedica unos minutos a observar su comportamiento. También puedes aprovechar su agotamiento o descanso, para realizar algunas tomas.

Baja a su nivel –sí agáchate o túmbate en el suelo- y ponte a su altura. Desde esa perspectiva lograrás unas fotos más impactantes. Juega con ángulos inusuales o distintos planos detalle (patas, rabo, orejas o alguna manchita característica). Eso sí, no descuides la composición y el fondo de tus imágenes.

Lo mejor es capturar al animal en acción –y por sorpresa- aunque eso sea lo más complejo de obtener. Para centrar su atención puedes ayudarte de otra persona, con juguetes o algo de comida. Usa velocidades altas y tiempos de exposición cortos, para intentar lograr una mayor nitidez.

Si necesitas inspiración, contempla las instantáneas de los mejores maestros en el arte de la fotografía de animales: Jane Bown, Yann Arghus-Bertrand, Hans Silvester o William Wegman.

Sugerencias de Trucofoto: Practica la fotografía de animales con tu mascota junto a alguna persona. Y si tu animal de compañía es manso, ponle un disfraz. Verás que tierno.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

El formato RAW puede ser el tema más debatido en la fotografía digital, y se basa en la captación de la información (imágenes) en bruto. Este tipo de archivos proviene directamente del sensor de tu cámara, sin ningún tipo de procesamiento, y tiene16 bits de profundidad de color. A pesar de los pesares, si no usas esta opción, cierras los ojos a los cimientos en los que se sostienen las posibilidades de la fotografía digital.

Cuando decides usar un formato JPEJ, lo que haces es comprimir la imagen y perder información, a la vez que desechas grandes opciones de manipulación al entrar en el cuarto oscuro digital.

Ventajas e inconvenientes

Los archivos en formato RAW son como piedras preciosas, aún sin pulir. Es el formato que otorga el mayor número de datos, pendientes de ser procesados. Gracias a este sistema se consigue la máxima flexibilidad posible en una imagen, y mejora de manera ostensible la tarea de edición posterior.

El procesado de las imágenes es mucho más lento e intenso, y puede ralentizar el funcionamiento de algunas cámaras. Es necesaria la conversión de estos archivos para poder sacar el máximo partido, normalmente se suele pasar a un archivo de imagen estándar en TIFF o JPEG. Es aconsejable elegir un buen convertidor de RAW. Una de las características importantes de estos programas es la capacidad para aplicar unos parámetros a varias imágenes de forma automática (procesamiento por lotes). El resultado obtenido será de una calidad bastante superior al de tu cámara.

Cada fabricante de cámaras dispone de un sistema particular de archivos en formato RAW. No obstante, se ha propuesto la utilización del formato DNG como plataforma común para estos archivos. El sistema RAW -al ser un formato de solo lectura- asegura que la imagen no fue modificada después de la toma, lo que puede ser importante en trabajos científicos, de seguridad o de control de procesos.

Sugerencia de Trucofoto: Nunca trabajes con el archivo en formato RAW original, siempre hazlo sobre una copia del mismo, para no poner en peligro la integridad de los datos de la imagen. Recuerda que… ¡bajo ningún concepto borres los archivos originales!… pues puedes perder tus diamantes en bruto.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.