La luz en fotografía. Cómo encontrarla y mejorarla

La luz en fotografía. Cómo encontrarla y mejorarla

Ángulo contrapicado de un árbol en blanco y negro, donde inciden los rayos amarillos del sol

[For an English version of this article, click here]

La luz en fotografía es lo que la mayoría de veces diferencia una foto profesional de una instantánea convencional y por tanto un buen fotógrafo tiene que conocerla, buscarla y aprender a jugar con ella. Existe un mínimo necesario de iluminación para que una imagen vea la luz. Aunque hoy en día, gracias a una mejora de la técnica fotográfica y al surgimiento de la era digital, el ojo humano puede apreciar lo que antes era un imposible.

Ángulo contrapicado de un árbol en blanco y negro, donde inciden los rayos amarillos del sol

A pesar de lo que puedan decirte tus ojos, el brillo y la viveza de los colores no varían, con independencia de la luz existente. Ahora las posibilidades fotográficas superan la incapacidad visual del ser humano. Anteriormente la falta de luz en fotografía generaba en las imágenes un aumento de ruido (de grano). Esto ha mejorado, debido al uso de los amplios rangos de luminosidad, tanto en la cámara como en la fase de retoque fotográfico. Además, la función de estabilización de la imagen, ayuda a trabajar cámara en mano con exposiciones relativamente largas. Cada vez dependerás menos del uso del flash electrónico para hacer fotos en lugares donde la luz sea escasa.

En la actualidad una cámara digital es capaz de fotografiar momentos donde predominen altos niveles de brillo o contraste. Es conveniente pecar de subexposición, y garantizar que las áreas iluminadas no sean de un blanco puro, porque de darse el caso, sería difícil recuperar los colores en postproducción. También puedes acentuar o disminuir ciertos detalles de una imagen a través de diversas técnicas digitales (ajustes realizados con Curvas, Sombras / Iluminaciones o la manipulación de archivos RAW).

Nunca te olvides de la luz en fotografía: su dirección, color, naturaleza, o intensidad e intenta capturarla en el momento preciso. Los mejores instantes suelen ser al amanecer y al anochecer y el campo es el escenario idóneo para jugar con la luz, basta con girar alrededor de un punto para que la escena nos proporcione al menos cuatro o cinco efectos de iluminación diferentes. La combinación de sombras oscuras y áreas bien iluminadas expuestas al sol da lugar a un alto rango dinámico, es decir, una diferencia considerable entre la iluminación de los reflejos y las sombras. Para evitar la aparición de destellos, usa un filtro polarizador, que elimina el brillo de las superficies y proporciona colores saturados.

Trucofoto desea… ¡Que la luz te acompañe!

1 COMMENT

Deja un comentario