Cómo fotografiar ocasiones especiales

Cómo fotografiar ocasiones especiales

Fotografía en blanco y negro de una pareja de recién casados

Fotografía en blanco y negro de una pareja de recién casadosPara saber cómo fotografiar ocasiones especiales lo primero que hay que preguntarse es: ¿Qué tiene de especial una ocasión? Si una foto tuviese la respuesta: ¡objetivo cumplido!. Pero recoger la esencia (una composición enérgica de emociones de un acontecimiento), es una ardua tarea, que requiere de experiencia, planificación e instinto.

Para que tus fotos destaquen presta atención al ambiente -sin olvidar los instantes clave- cuida la calidad de tus imágenes y usa una profundidad de campo limitada, mediante una apertura grande.

Llega el primero y vete el último. Recorre el terreno y decide las localizaciones donde vas a situarte. Ponte en contacto con los organizadores, por si necesitases algún permiso para los espacios reservados. Habla con la gente del lugar, para obtener información sobre la reunión y darse a conocer. Caer bien y ganarse la confianza de las personas siempre será un plus a tu favor y puede convertirse en la clave para marca la diferencia a la hora de fotografiar ocasiones especiales como bodas, bautizos o comuniones.

Se paciente, cultiva tu grado de atención y discreción, y ten siempre la cámara a mano. Juega con los online casinos detalles parciales o inusuales del evento, y toma perspectivas diferentes.

Recoge el ambiente con composiciones claras y sencillas, a través de: las acciones, lo abstracto, las siluetas, la captura de planos recortados de la gente (esos detalles como la expresividad de las manos o de ciertas partes de los trajes), las tomas aéreas, o el contraste entre el desenfoque de movimiento y los elementos nítidos.

Al fotografiar ocasiones especiales jamás debes desactivar tu visión periférica para no perderte las secuencias secundarias de la película. Y persigue a los más pequeños -como contrapunto de los adultos- y por su habilidad para colarse en ciertos focos de interés.

Alíate con la oscuridad (procurando que ésta sea evidente), y selecciona una exposición donde el tono clave -la luz en la cara o los brillos en los ojos- permita que la imagen quede tan oscura como en realidad la ves. En estos casos utiliza objetivos de focal fija. Si vas a cubrir una actuación larga, ayúdate de un monopié para estabilizar la cámara, y sitúa el ocular de la misma a la altura de los ojos, con el fin de evitar dolores musculares.

Sugerencia de Trucofoto: Elige ciertas fotografías de tu reportaje y, ya en el cuarto oscuro digital o en photoshop, pásalas a blanco y negro, con ello eliminarás distracciones y darás a tu trabajo un toque inspirado en el fotoperiodismo.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

SIMILAR ARTICLES

0 2411

1 COMMENT

  1. Perfecto el reportaje! Destaco la importancia de fijarse en los detalles y de prestar mucha atención a los pequeños ya que dan mucho juego luego.

Deja un comentario