¡Cuidado con la cámara fotográfica!

¡Cuidado con la cámara fotográfica!

Fotógrafo con la piel amarillenta sujeta su cámara en blanco y negro, en cuyo objetivo aparece la palabra

La cámara fotográfica es mucho más que un objeto. Se trata de una amiga muy sensible. Te ayudará a recordar muchos de tus viajes o algunos instantes irrepetibles. Así que cuida y conserva esa amistad. Tu cámara de fotos lo agradecerá y la tendrás a mano durante más tiempo.

Cámara en blanco y negro con la palabra "¡Cuídame! en amarillo dentro del objetivo

Ella esta compuesta de varios materiales muy frágiles y sensibles. No olvides que la lente y los filtros son de cristal, los cuales deben permanecer siempre limpios para que la luz incida con solvencia. Además consta de multitud de componentes mecánicos y electrónicos bastante delicados. Hay varios enemigos a tener en consideración: los golpes, el polvo, diversas partículas que arrastre el viento o la tormenta, el agua o la humedad, y como no, los dedos sobre la lente del objetivo. Por ello, estas son las pautas a seguir para curar en salud a tu cámara fotográfica:

  • Manténla siempre protegida tanto en interiores como en exteriores. El mejor sitio será dentro de una buena mochila que esté perfectamente forrada, a prueba de impactos. Además son muy recomendables llevar  bolsitas anti-humedad.
  • Mientras dispares las fotos, cuélgate su correa donde puedas (al cuello, al hombro, de la muñeca), para evitar caídas inesperadas.
  • Protege la pantalla con un protector de plástico rígido, para mantenerla más segura de posibles ralladuras.
  • Cada vez que cambies el objetivo, la cámara fotográfica siempre mirará hacia abajo.
  • Al concluir tu sesión, guarda las fotos en otro soporte de imágenes, para no perder tu trabajo.
  • Lleva siempre consigo un kit de limpieza, compuesto por gamuza, líquido limpiador y brocha. Para limpiar la lente primero usa la brocha para deshacerte de las partículas más gordas, y después pásale la gamuza impregnada con un par de gotitas del líquido (siempre circularmente de dentro hacia afuera).
  • Cuando salgas con ella, en especial cuando vayas de turista, en ningún momento pierdas de vista tu equipo fotográfico. Siempre hay amigos de lo ajeno en los lugares más insospechados, y sobre todo en los sitios muy transitados de gente.

Trucofoto te recuerda, que más vale prevenir y… cuidar de tu cámara fotográfica.

 

Si te ha gustado el post, escribe un comentario y/o compártelo con alguien a quien también le pueda interesar.

3 COMMENTS

  1. Artículo completo. No hay nada más que añadir. En todo caso, echar un vistazo a contratos de mantenimiento que ofrecen las marcas y que a veces pueden ser muy interesantes.

Deja un comentario